La inversión

Cada vez se destinan más fondos a la inversión en activos madereros entre otras razones por su bajo riesgo, baja volatilidad y alta rentabilidad que ofrecen. Las inversiones en activos madereros han absorbido un volumen creciente de fondos institucionales debido a las siguientes cuestiones:

  • Su perfil de riesgo: el retorno de la inversión depende del volumen de madera obtenido y del precio de venta.  El crecimiento de la madera es independiente de la actividad económica y, juntamente con la calidad, puede ser monitorizada y optimizada mediante manejo forestal en masas boscosas mediante la aplicación de  tecnología de gestión  y selección genética de la especie en plantaciones intensivas. Los precios de la madera se han movido históricamente por encima de la inflación.
  • Presentan una atractiva opción para la diversificación de la cartera  por la  correlación inversa que muestran frente a las acciones, bonos corporativos e inversiones inmobiliarias comerciales y una correlación positiva con la inflación.

 

Correlación Histórica de las Inversiones Madereras 1960-2002

  • En los EEUU, la inversión institucional en activos madereros pasó de 1.000 millones de $ en 1989 a aproximadamente 18.000 millones de $ en el 2006.
  • En Europa la inversión supera los 7.000 millones de euros.
  • Su aportación a la mejora del medio ambiente y la capacidad que poseen las plantaciones como sumidero de CO2, llegando a absorber hasta 9 toneladas de carbono por hectárea y año.

La madera: La madera es una materia prima que históricamente representa una evolución positiva constante tanto en su precio como en su prestigio como recurso totalmente renovable.

Las características estéticas y mecánicas de las especies arbóreas productoras de madera determinaran el uso industrial de la madera: papel y cartonaje, construcción, decoración, industria del mueble, construcción naval, artículos deportivos, etc.

Estas características también permiten clasificar la madera en grupos, entre los que destaca el grupo de las maderas nobles o de calidad, consideradas las joyas de todas las maderas:

  • Nogal (Junglans): La más preciada por su estabilidad, resistencia, perdurabilidad y escasez. Denominada “Rolls Royce” de las maderas de ebanistería.
  • Cerezo (Prunus avium)
  • Fresno (Fraxinus excelsior)
  • Castaño (Castanea Sativa)
  • Roble (Quercus rubra/alba): La madera noble dominante.
  • Haya (Fagus gradifolia)

La superficie forestal mundial se estima en 3.500 millones de hectáreas, lo que representa un 30% de la superficie terrestre. La mitad de los bosques está en los trópicos y el resto en las zonas templadas y boreales:

  • 25% Europa
  • 21% América del Sur
  • 18% Norte y Centro América
  • 16% Africa
  • 14% Asia
  • 5% Oceanía

La pérdida neta de área forestal por año equivale a la superficie de Panamá, 7,3 millones de hectáreas, y se produce principalmente en el área tropical.

La deforestación no es la única amenaza. La fragmentación y la pérdida de calidad afecta a los bosques de todo el mundo.

En muchos países han entrado en vigor medidas legales encaminadas a la protección de entornos naturales y a la certificación de la madera.

El continente europeo tiene 215 millones de hectáreas de bosque y otros cultivos forestales de producción, lo que representa un 30% de su superficie.

La superficie forestal y el volumen por hectárea crece las ultimas décadas constantemente.

El mercado productivo está destinado principalmente al consumo interno, especialmente a las industrias forestales de la madera y sus derivados: fabricación de pasta de papel y celulosas.

La industria forestal europea alcanza un volumen de 300.000 millones de euros, lo que representa un 10% de la producción industrial manufacturada.

Europa es importadora de maderas nobles y de pulpa de madera procedentes del continente americano.

Los productos forestales mueven unos US$327.000 millones al año, lo que se traduce como el 3,7% del total del comercio de productos básicos a nivel mundial. Solo en rollo de madera para el uso industrial se produjeron 1600 millones de m3.

La madera es una materia prima que históricamente representa una evolución positiva constante, tanto en su precio como en su prestigio como recurso totalmente renovable. Ha sobrevivido a diversos intentos de ser substituida por otros materiales como el metal o plásticos. Por ser un material que reune unas características que difícilmente se conjuntan en otros materiales, nunca se ha encontrado un sustituto equiparable a ella. Es un material renovable que requiere relativamente poca energía para su transformación por lo que no contamina lo que la diferencia claramente de otros materiales. Presenta una excelente relación resistencia/peso, a parte de ser un buen corrector acústico, y proporcionar confort térmico. También podemos destacar que los entornos con madera mejoran la calidad de vida y salud, además de tener efectos beneficiosos sobre el crecimiento y el estado de ánimo de las personas según un estudio realizado por el Instituto de Biomecánica de Valencia (IBV).

Las singularidades de la madera como la presencia de defectos: heridas, nudos, grietas, fendas o acebolladuras así como su ovalidad o conicidad, si presenta fibra revirada o médula visible de las especies arbóreas productoras de madera determinaran el uso industrial y en consecuencia el precio de esta. Por este motivo Ecolumber siempre realiza los trabajos selvícolas más adecuados a cada momento y presta especial atención al secado de las trozas para que la mayoría de su producción pueda destinarse a madera de sierra.

Datos FAO del año 2004

Agroforestación

La progresiva escasez de madera ha fomentado la aparición de los cultivos agroforestales para producción organizada de madera, como consecuencia de la falta de recursos naturales y de una demanda creciente.

 

 

La producción forestal intensiva de madera se refuerza además por varios factores:

 

  1. Evolución constante al alza del precio de la madera durante los últimos 200 años. Las maderas nobles se han revalorizado durante los últimos 30 años a una media que supera en 1,4% la inflación.
  2. Aparición de nuevas tecnologías sobre clonación, mejora genética y cuidados de cultivos que permiten reducir costes y aumentar la rentabilidad de la inversión.
  3. La demanda creciente de maderas de alta calidad requiere cultivos agroforestales intensivos con material vegetal seleccionado genéticamente y multiplicado in vitro.
  4. El cultivo agroforestal representa un beneficio medioambiental ya que evita la tala indiscriminada y mejora la calidad del medio, incentivado por las leyes reguladoras que se han impuesto en la mayoría de países.
  5. El cultivo agroforestal mejora la planificación del proceso de aserrado.
  6. Puesta en marcha de la Normativa de certificación de la madera, que limita las exportaciones de muchos países de aquella madera que no se haya producido en plantaciones o bajo criterios de sostenibilidad.
El Nogal Negro

El Nogal Negro es una frondosa que forma parte de las maderas nobles, consideradas los metales preciosos del mercado mundial de la madera. La madera de Nogal Negro es la más apreciada, gracias a su estabilidad, su elegante color marrón, su resistencia y su perdurabilidad.

La AHEC (American Hardwood Export Council) la define en sus catálogos generales como: el Rolls Royce de las maderas de ebanistería

Forma parte, junto con el resto de las maderas nobles, de las frondosas templadas,  que provienen del área templada de los EEUU.